add share buttons
Noticias

Los tips para evitar la resequedad de tus codos, rodillas y talones

  • Estas zonas son las más olvidadas durante los meses más fríos, ya que permanecen generalmente cubiertas, pero es durante esta época y el verano que al tenerlas más expuestas al aire libe, se comienza  anotar la resequedad y los efectos adversos del sol y del roce.

Los codos, las rodillas y los talones pueden ser una de las partes más sensuales y atractivas del cuerpo. Las rodillas, por ejemplo, tienen un buen número de receptores sensoriales (terminaciones nerviosas) los cuales pueden crear estímulos agradables al cuerpo cuando son, por ejemplo, acariciadas.

Sin embargo, muchas veces las caricias o sensaciones no pueden percibirse en estas tres zonas, porque por lo general estas partes del cuerpo suelen ser las más ásperas, duras y secas del cuerpo. La razón, es porque estas zonas están expuestas a un mayor desgaste.

Las rodillas, por ejemplo, suelen deteriorarse sobre todo cuando las exponemos a friccionar el suelo (andar sobre las rodillas), en actividades como jardinería, quehaceres, entre otras cosas. Al ejercer presión, la rodilla por naturaleza suele endurecerse un poco más, muchas veces formando una capa severamente áspera o resistente”, comenta la Dra. Ylé López,  directora de la clínica médica Le Ciel (www.leciel.cl).

“Lo mismo pasa con los talones cuando se friccionan al caminar con el zapato el cual, si no es muy adecuado, entonces desgastara más al talón e incluso podrían aparecer lo que se conoce como callo, que es una parte muy endurecida del pie”, concluye.

Las principales causas de sequedad y piel áspera en rodillas, codos y talones:

  • Apoyo frecuente de estas partes del cuerpo sobre superficies duras o ásperas.
  • Falta de humectación en la piel.
  • Falta de exfoliación debida.
  • Dieta baja en nutrientes adecuados para el mantenimiento y belleza de la piel.
  • Falta de lavado frecuente con algún zacate especial para eliminar impurezas.
  • La piel seca en los talones y pies es provocada por usar mal calzado, por falta de hidratación o humedad y por no utilizar una buena calceta que proteja al pie al caminar.  La exposición al sol frecuente le roba a los pies humedad y los vuelve callosos. El uso de zapato abierto sin utilizar calceta o media, es muy agresivo para los pies.
  • La exposición frecuente al sol de las rodillas y codos también puede restarle humedad y suavidad a estos, volviéndolos ásperos y secos.
  • Realizar labores frecuentes de rodillas sin alguna protección provoca que estas se vuelvan gruesas y ásperas.

Parta evitar este problema, se recomienda los siguientes cuidados:

Una buena limpieza: lavar los codos y las rodillas diariamente con un jabón humectante evitara que estos se vuelvan secos y que las células muertas se acumulen ahí.  También es necesario una buena exfoliación, donde es ideal pasarla también por la planta del pie, ya que también suele acumularse mugre y resequedad.

– Una vez que te has bañado, no te olvides de aplicar alguna crema humectante en tus rodillas codos y talones de miel, de manzana o pepino son una de las mejores cremas para mantener la piel tersa y bien humectada.

images– Por las noches, lava tus codos y rodillas y aplica aceite de oliva extra virgen en ellos, y déjalo hasta la siguiente mañana.

Evita usar zapatos incómodos o muy duros, y procura siempre que puedas utilizar calceta o medias para proteger al pie del desgaste del suelo, evitando callos y rugosidades.

– Si vas a estar mucho tiempo de rodillas en una superficie dura, utiliza rodilleras o alguna colchoneta para que las rodillas no se cansen ni endurezcan.

– Si vas a la playa, nada mejor que andar de rodillas o caminar sin calzado sobre la arena. La arena es uno de los mejores exfoliantes, verás que si andas 10 minutos de rodillas estas quedaran my suaves. Si además, te bañas en el mar, este ayudara a humectar y acabar de suavizar la piel.

Bebe suficiente agua, al menos 2 litros diarios, de manera que tu piel se encuentre desde dentro muy bien humectada.

– Si tienes callos o rodillas muy secas y endurecidas, aprovecha darte un baño en tina y remoja estas partes del cuerpo en agua caliente, talla con piedra pómez muy suavemente o con un cepillo suave. La piel debes tallarla en un sentido solamente. Este tratamiento ayudara a eliminar células muertas y acumuladas, y suavizara callosidades y piel áspera.

– No te olvides de tomar jugos de vegetales frescos diariamente, sobre todo, incluye en tu dieta alimentos ricos en vitamina A, E y C, los cuales son indispensables para tener una piel sana, suave y rejuvenecida. La zanahoria, el aguacate, los cítricos, el ajo, la cebolla, las nueces, el sésamo, los aceites y leches vegetales no deben faltar en tu dieta.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*