add share buttons
Noticias

Ejercicio en el agua: ¿cuáles son los beneficios?

Cuando una persona se sumerge en el agua, hasta los hombros, el peso corporal disminuye entre un 80-90%, lo que permite realizar ejercicios de carácter aeróbico que, a su vez, ayudan a regular, equilibrar y mejorar el ritmo cardiaco, siendo un gran aporte para la función cardiovascular.

La flotabilidad disminuye el impacto en las articulaciones, sobre todo en la espalda y las extremidades inferiores por lo que realizar entre 45  a 60 de entrenamiento en el agua es menos agresivo que realizar deportes o ejercicios como el running, crossfit o spinning, dice Patricia Opazo, Kinesióloga de la Clínica Bicentenario

Ejercicios según objetivo

Por ello, si lo que se quiere es bajar de peso y fortalecer la musculatura, lo ideal es la natación, spinning y/o trote en el agua, caminata y/o acuagym, 2-3 veces a la semana. Estos ejercicios aumentan la frecuencia cardiáca debido a que el agua opone resistencia generando así activación total del sistema musculo esquelético. No se debe olvidar el calentamiento y la elongación ya que son fundamentales al comenzar y finalizar este tipo de ejercicio.

Para relajarse se recomienda la terapia de watsu, esta técnica a través de la flotabilidad permite relajar músculos y articulaciones, es recomendada principalmente para personas con fibromialgia.

¿Quiénes pueden hacer estos ejercicios?

Todas las personas pueden realizar ejercicio en el agua, independiente si saben nadar, ya que existen centros en donde el agua tiene un límite de altura hasta 1.50 mt, lo importante es que si la persona padece de alguna enfermedad cardiovascular, pulmonar o dermatológica, cuente con la autorización de su médico antes de someterse a algún tipo de ejercicio o rutina.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*