add share buttons
Noticias

¿Cómo se logra bajar de pesos ante el estrés de fin de año?

Ya estamos prácticamente a fin de año y aunque el tiempo ha estado un tanto traicionero y el sol va y viene, el verano se acerca a pasos agigantados. Por eso, debemos comenzar a preocuparnos, no sólo de sentirnos cómodos con nuestro cuerpo, sino que además, de lograr encontrar un equilibrio entre los nutrientes que nos permitan sentirnos con la energía y vitalidad necesaria para afrontar todo lo que significa esta época: tiempo de cierre de ciclos en los trabajos, colegios y universidades, ademas de celebraciones como navidad y año nuevo, junto con las ansiadas fiestas de gala de las empresas, solo por mencionar algunos eventos.

Ante esta presión de llegar con un cuerpo óptimo, se comienza con dietas estrictas y restrictivas, las cuales muchas veces nos hacen sentir cansados, decaídos y sin fuerzas.

Éso sumado al estrés, puede provocar que finalmente se abandone la dieta e incluso se empiece  a comer mucho más que antes, únicamente para poder calmar la ansiedad.

Por lo mismo, la nutriologa Catalina Silva, de la Clínica Terré y directora del programa Nutricional de Equilibrio Vital, entrega los siguientes consejos para prepararnos para el verano y realizar un plan nutricional que permita lograr una baja de peso adecuada y sostenida en el tiempo, la que no sólo ayude a disminuir kilos, sino que  además nos haga sentir bien, saludables, con energía y vitalidad. Así se pueden cambiar los hábitos alimenticios a largo plazo, obteniendo mejores resultados.

A continuación, una lista con simples consejos que se pueden seguir para obtener estos resultados. Sin embargo, hay que tener presente que lo óptimo siempre, es consultar a un especialista, ya que cada caso es distinto.

Lo ideal es iniciar con una fase corta de 3 a 10 días de desintoxicación. A través del tiempo los seres humanos acumulamos muchos metales y toxinas en el cuerpo, los cuales se asocian a diversas enfermedades a largo plazo y además, hacen lucir una piel desvitalizada, uñas débiles, caída de pelo y cansancio crónico, entre otros síntomas.

Algunos consejos para esta primera fase son:

  • Iniciar el día con un batido desintoxicante a base de frutas y verduras de hojas verdes
  • Tomar al menos 2 litros de agua al día (debe ser agua y no otros líquidos como bebidas o jugos) o té verde
  • Evitar las bebidas alcohólicas y el cigarro.
  • Aumentar consumo de algunos alimentos, tales como frutas y verduras.

draUna vez realizada esta fase es importante comenzar la segunda etapa manteniendo una dieta que permita seguir bajando de peso, pero que además ayude a obtener todos los nutrientes necesarios para el funcionamiento óptimo del organismo. Esto se consigue teniendo al menos 5 comidas diarias, aportando a la dieta todos los macronutrientes en porciones adecuadas, e incluso pudiendo tomar algunos suplementos como vitaminas y omega 3.

Lo importante, es aprender a comer y realizar cambios de hábitos que perduren en el tiempo. Dentro de éstos, también es muy importante la actividad física, a medida que el tiempo y estilo de vida lo permitan. Opciones hay para todos los gustos, tales como ir a un gimnasio, bailar, o para quienes gustan de actividades al aire libre, organizar subidas al cerro, paseos por la playa, caminatas a paso rápido, e incluso trasladarse hasta el lugar de trabajo en bicicleta.

Si se va a realizar compras a algún lugar cercano, lo ideal es hacerlo a pie. Quienes viven o trabajen en edificios, ojalá prefieran subir por las escaleras y no el ascensor.  En definitiva, mientras más actividad física se realice, mejores serán los resultados. Sumado a una nutrición adecuada, más vitalidad y energía se tendrá.

 

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*