add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

#Columna: «Mirándote», de la obesidad a la distorsión de tu imagen corporal

Hoy deseo compartir con ustedes un concepto que quizás no es muy bien conocido. Este es la “distorsión de la imagen corporal” y pretendo explicar cómo esta imagen se ve alterada en el caso de la obesidad.

Partamos indicando que el cuerpo humano es la parte primera, la más cercana y más extensa de nuestro ser.

La imagen corporal es la representación del cuerpo que cada persona construye en su mente, son sentimientos y actitudes hacia el propio cuerpo. Rosen (1992) señala que la imagen corporal es un concepto que se refiere a la manera en que uno percibe, imagina, siente y actúa respecto a su propio cuerpo.

Aunque no en todos los casos, muchas personas con obesidad pueden verse a sí mismos bien frente al espejo y no percibir sus dimensiones ni su problema de salud, es decir, presentan una imagen corporal distorsionada. Esto constituye un obstáculo cuando se lucha por revertir la obesidad y por supuesto, es la causa de la negación del problema.

Muchas personas que rodean a individuos obesos piensan que no es posible que ellos no vean su problema de salud y por ende, que no se cuiden, pero cuando se trata de una imagen corporal distorsionada, todo se ve bien cuando en realidad no lo es o al revés.

Muchas personas con obesidad pueden verse a sí mismos bien frente al espejo y no percibir sus dimensiones ni su problema de salud, es decir, presentan una imagen corporal distorsionada

Por lo tanto, la obesidad en sí es la misma enfermedad que lleva a algunas personas obesas a no comprender su problema, a no ver ni sentir sus grandes dimensiones, lo cual requiere de un mayor trabajo cuando se intenta controlar la enfermedad e iniciar un tratamiento.

Y en el caso de personas que hayan vivido una cirugía bariátrica, la modificación tan extrema de su peso, también influye en la imagen corporal que desarrollen de si mismos; hay un proceso de ajuste, que es normal, porque tu cuerpo está cambiando muy rápido y no alcanzas a asimilar el cambio tan busco. Por eso es recomendable que siempre vivan el proceso de cambio de una manera pausada, recibiendo todos los beneficios de la disminución de peso y del mejoramiento de estado de salud, pero no debes olviar tu salud mental y cómo vas asimilando día a día los cambios.

Por Catherine Pardo Riquelme

Psicóloga, Pos título Adicciones y Psicodrama

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*