add share buttons
Noticias

10 tips de alimentación para ayudarte a dar una buena PSU

Sin lugar a dudas, la Prueba de Selección Universitaria es sinónimo de nervios y preocupación para los más de 289 mil alumnos que la rinden durante el lunes 30 de noviembre y el martes 01 de diciembre. Es por esto, que es primordial relajarse durante los días previos y no despreocupar la alimentación, pues es trascendental para realizar un buen examen y evitar cualquier complicación.

Debido a esto, es que la nutricionista de Clínica Origen, Natalia Arévalo entregó 10 tips fundamentales de alimentación para no olvidar antes y durante la PSU:

  1. Comer cada 3 o 4 horas: Además de dormir 8 horas diarias para evitar el cansancio, se debe prevenir la fatiga con preparaciones altas en proteínas, frutas, verduras, disminuir el consumo de grasas y azúcar, prefiriendo alimentos altos en fibra. De esta forma, nos entregan energía de manera prolongada y nos aportan mayor saciedad.
  2. Consumir alimentos que nos ayuden a la concentración: La avena, germen de trigo y todo tipo de cereales integrales además de salmón, atún, huevo, arándanos, piña, plátano, nueces y almendras influyen en el estado anímico previniendo la desconcentración.
  3. Evitar el alcohol: Durante los días previos y sobre todo entre pruebas, es necesario que no se consuma ningún tipo de bebidas alcohólicas, puesto que estas sólo pueden provocar cansancio, dolores de cabeza y no traen consigo ningún beneficio.
  4. Ojo con los mariscos o pescados crudos: es fundamental eliminarlos por completo, al igual que el sushi, puesto que podrían producir problemas gastrointestinales, lo que puede ser muy molesto al momento de rendir la prueba.
  5. Un trocito de chocolate antes de la prueba: este alimento además de ser rico contiene flavonoides, los que aumentan el flujo de la sangre al cerebro, convirtiéndolo en un estimulante natural que aumenta la concentración. Sin embargo, la recomendación es un trozo pequeño y con un alto porcentaje de cacao, bajo en grasas y azúcar.
  6. Adiós a la comida rápida: Son altamente calóricos y muy abundantes, por lo que  consumirlos el día previo podría producir alteraciones en el sueño, malestar gastrointestinal y afectar en la concentración.
  7. Té y café moderado: Si bien su consumo es bueno para mantenernos atentos, podrían generar mayor ansiedad y eso sumado a los nervios podrían producir gastritis. Una buena alternativa es optar por las infusiones como tilo, boldo, valeriana, melisa y poleo, ya que tienen un efecto tranquilizante.
  8. Agua todos los días: Siempre es muy importante mantenerse hidratado, sobre todo estos días para mantener la concentración, por lo que la recomendación es beber mínimo 1,5 litros diariamente, el que puede ser complementado con infusiones y jugos libres de azúcares.
  9. Desayuno de campeones: Nos provee la energía necesaria para compensar las horas de ayuno de la noche y así podamos mantener la concentración, evitemos el cansancio y la fatiga. Lo recomendado es incluir una porción de cereal integral (pan, avena o cereales), una ración de carnes bajas en grasas, (huevo, pollo o jamón de pavo), un lácteo (leche, yogurt, queso o quesillo) y una fruta natural.
  10. No sobre cargar el estómago durante el almuerzo: Lo más recomendado es que esta comida entre pruebas sea liviana y que incluya una porción de proteínas, 3/4 a 1 taza de arroz, fideos, cous cous o quínoa de preferencia integral y un plato de verduras de distintos colores, pero evitando las más flatulentas  como el brócoli, repollo, coliflor, legumbres, cebolla y coles de bruselas.
¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*