add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

«No quería llegar a vieja con los achaques del exceso de peso»

Por Cecilia Urzúa

Hace doce años me operé y me puse la banda gástrica. Me decidí a entrar a pabellón porque estaba gorda, con 110 kilos, y no quería llegar a obesa mórbida ni ser una vieja con todos los achaques habidos y por haber por el exceso de peso.

Opté por la banda porque era menos invasiva que el bypass gástrico. En esa época el bypass gástrico era súper peligroso, mucha gente murió o terminó en la UTI y me dio miedo. Tenía hijos que, si bien no estaban chicos, me daba nervio que me pudiera pasar algo.

Partí pidiendo autorización a Banmedica para que me cubriera la operación y obviamente me dijeron que no. Y justo una prima me comentó que Johnson & Johnson andaba buscando conejillos de india para practicar la técnica de banda gástrica en Chile, y el Hospital San José no me iba a cobrar nada. Sólo tenía que pagar la banda misma que costaba $1,2 millón, que los pagué en 12 cheques. Sin embargo, cuando llegué al hospital para operarme me pidieron dejar un cheque en garantía y me negué porque si venía un médico de México a practicar conmigo por qué más encima me iban a cobrar. Finalmente no me cobraron, y la operación duró apenas 20 minutos y el doctor me dijo que no era necesario volver a control, lo que al tiempo me pareció una imprudencia porque no me sentía muy bien.

Mi vida cambió completamente y para mejor. Tengo claro que si me pongo a comer voy a volver a subir de peso, por eso es importante controlarse, pero uno igual puede engañar al estómago comiendo varias veces al día. Nunca he vuelto a los 110 kilos de nuevo. Lo que sí, cuesta controlar la ansiedad y me dan ganas de comer cosas dulces. Te dicen que hay que ir al psiquiatra, pero yo fui una sola vez porque la  consulta costaba $80.o00 y comprenderán que con ese precio no hay opción de ir regularmente. 

Hasta el día de hoy me siento más ágil, con más ganas ya que cuando estaba gorda pasaba todo el día durmiendo. Me cambió la vida en todo sentido. 

*Si nos quieres contar tu historia, escríbenos a contacto@masliviano.cl

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*