add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India
Noticias

Un 30% de las personas «pasa de largo» y no almuerza regularmente

Saltarse las comidas o «pasar de largo» es un error que puede generar consecuencias negativas a largo plazo en nuestra salud.

“Una alimentación adecuada constituye un derecho humano básico y, sin embargo, a menudo ha sido ignorada en el contexto de los derechos del trabajo”. De este modo comienza un estudio elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que reveló que un 22% de los trabajadores no dispone de un lugar para comer, y cuando ese espacio existe, muchas veces no reúne las características adecuadas o la persona no tiene tiempo para almorzar tranquilo.

La Directora de Marketing de Edenred Chile -firma creadora del Ticket Restaurant™-, Ilana Sarner, detalló que lo anterior deriva en que “un 30% de las personas no almuerza regularmente, lo cual les genera molestias físicas como fatiga, dolores de cabeza, náusea o sensaciones de malestar, además de otras a nivel psicológico como cansancio, desconcentración e irritabilidad”. Como es de esperar el rendimiento de la persona disminuye. y también su productividad en el trabajo.

Un estudio dado a conocer este año por la Universidad Alberto Hurtado va más allá en el análisis. Indica que si se aumenta en un 1% el gasto óptimo en alimentación laboral, equivalente a 20 calorías aproximadamente, la productividad acumulada en los próximos 5 años debiera subir 0,1%, en tanto que el Producto Interno Bruto (PIB) crecería 0,3% en el mismo lapso, lo que equivale a casi US$6 mil millones extras para la economía.

Sobre estos puntos, la jefa del departamento de Nutrición de Edenred, Bárbara Flores, entrega sus recomendaciones para mejorar la dieta:

Al desayuno: se debe comenzar bebiendo un vaso de agua, puesto que esto permite hidratar y preparar al organismo para todos los alimentos que se ingerirán.  Incorporar lácteos y carbohidratos sin exceso, preferir acompañamientos para el pan como la palta o jamón de pavo.

Media mañana: consumir un snack pequeño como como un puñado de frutos secos, una fruta o incluso un yogur si al desayuno no se ingirieron lácteos.

Almuerzo: comer un alimento rico en proteínas (puede ser carne o legumbres), acompañado de verduras y una porción menor de carbohidratos como el arroz o los fideos.

Cena: debiera ser a más tardar a las 20 horas. Preferir platos con abundante cantidad de verduras y evitar las proteínas y carbohidratos.

¡Comenta con Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*